Rubén


Rubén

Eran los primeros días de primavera, pero aun hacía un frio húmedo que calaba hasta los huesos, y ese mismo frio era el que no le permitía derramar ni una sola lágrima.

A eso de las cinco de la tarde había recibido la llamada, la contestó en su viejo aparato telefónico, aquel con el cual aún se tenía que girar un circulo plástico con los números alrededor del circulo y se tenía que esperar pacientemente a que cada número se marcara. Justo antes de levantar el auricular, respiró profundo, dio un vistazo por la ventana y vio como un pequeño pájaro era golpeado por una piedra que un niño había lanzado premeditadamente. Sabía que era un mal augurio, sabía que algo estaba mal.

El hijo de Rubén se lo anunciaba, sin vacilo alguno, tan parco como el acto más rutinario de una fábrica automatizada. Rubén había muerto de un paro cardiaco, pero el hijo le comentó que en realidad fue por la edad, cosa que enfureció silenciosamente a Don Rigoberto, él era dos años mayor y no sentía que debiera morir por su edad.

Lo fue a despedir y de regreso, decidió caminar a casa sin importarle las más de tres millas que lo separaban de su hogar. Caminaba solo y le entristeció darse cuenta de que el último amigo de su generación había muerto, lo había dejado solo, abandonado. Desde aquel momento no tenía con quien recordar y reír de épocas pasadas.

Era un viejo solo, abandonado por los suyos. Se sentía extraño estar rodeado exclusivamente por gente más joven que él.

El frio no paraba ni daba tregua, pero, aun así, logró salir una lágrima, y luego dos y luego ya no podía parar de llorar. Comenzó a angustiarse, comenzó a respirar más rápido, su corazón se agitaba…

De pronto, sintió que alguien le tomaba la mano y al verlo tan descompuesto tan solo le sonrió y le dijo; abuelo, cuéntame quien era Rubén.

Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags
Archive

 

© 2020 by Sop Rodchenvko

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.

All text by Sop Rodchenvko are reviewed and copy-edited by Gosia Polanska (Mojek).

  • Facebook
  • Instagram